Sunday, June 21, 2009

El legado de Atget




"c'est du document et rien d'autre"


La portada en el número de Junio 1926 de la revista La Révolution Surréaliste aparece sin su nombre. Con ello dejaba claro que prefería mantener la distancia con artistas como Man Ray y su ayudante Berenice Abbott, que impresionada con su extenso trabajo del viejo París, le visitaba frecuentemente en su piso de Montparnasse y terminó adquiriendo tras su muerte en 1927 miles de sus placas.

Gracias a Abbott y a su iniciativa para publicar una retrospectiva en 1930 y después Walter Benjamin (que irónicamente le proclama el "precursor de la fotografía surrealista"), la obra incomparable de Monsieur Eugene Atget despertó mi entusiasmo por la fotografía urbana a principios de los noventa.

Mirando sus fotografías me pregunto por qué nunca quiso, almenos públicamente, reconocerlas como piezas de arte sino meros documentos gráficos. Se sabe de él que antes de fotógrafo quiso ser pintor pero no tuvo éxito. ¿Quizás su ambición frustrada le negaba reconocer la fotografía como un canal válido de expresión?.

A pesar de su actitud, Atget poseía intuición suficiente para caminar París con una cámara de fuelle de 20 kilos y recoger en ella escenas de la vida de una ciudad en plena transición de siglo. Estas fotografías aparentan ser tomadas de forma clínica y objetiva, sin embargo poseen un aura que seria inútil intentar crear en pintura. Precisamente porque ese aura solo se puede capturar en un instante, en un momento único, en un lugar concreto, aveces con un algún personaje anónimo que observa por una ventana o que se mueve frente a su cámara.

Detalles y símbolos que no cesan de atraparme. Son capturas metafísicas, de lo intangible,

Jose L Guerin crea algo parecido en cine con "Tren de Sombras" en una sucesión de imágenes poéticas que esconden un secreto que se desvela poco a poco analizando cada fotograma. Yo busco los secretos en las fotografías de Atget, el enigma de lo que sucedió durante y después me fascina.


Muchos de esos lugares han desaparecido. Esos que todavía existen han sido re-visitados (ver Tom Gore en mi post anterior ) y por mi cumpleaños decidí regalarme un día buscando algunos con un mapa callejero, el "Atget's Paris" ( Editorial Taschen ) y mi cámara.










Cour de Rouen no ha sufrido el maltrato del turismo brutal de otras calles del barrio latino. Los edificios han sido restaurados con respeto, lo esencial permanece casi intacto. Por eso lo reconocí al instante tras adentrarme por instinto y el mapa cerrado en una calle sin salida y discreta. Sonreí al recordar lo que una vez dijo Kerstesz - "El sujeto te encuentra". Así, un rincón solitario del viejo Paris me había encontrado, el mismo que Atget una vez fotografió en Abril de 1898 y que ahora yo compartía con el viejo maestro, en Abril de 2009.






Entonces abro la pagina 10 de mi libro, me muevo en el suelo empedrado, busco el mismo punto en el rincón donde Atget colocó su trípode y observo a la escena.

Puedo imaginar a la pareja que le vigila desde una ventana- "Pourquoi prendre cette photo?"



Tantas veces me han preguntado "para/por qué " son mis fotos , ¿Qué les contestaría Atget?

¿Quienes eran? - ¿Estaban casados? ¿Eran amantes?, la jaula en la persiana me sugiere hogar y también en sus gestos algo de recelo ante la invasión de el fotógrafo.

¿Qué fue de ellos?, ¿Cual fue su historia?

Bajo la ventana y frente al pozo alguien plantó un árbol que ahora prácticamente tapa la fachada y "altera" la fotografía.

La ventana hoy está cerrada, ¿Quién vive ahí ahora?. Me gustaría poder subir, entrar en ese cuarto y mirar hacia afuera, ver la escena desde el punto de vista de la pareja.




En la portería con rejas, las mismas escaleras que Atget deja entrever apenas han cambiado. Creo que en ese edificio hubo un fotógrafo (según otra fotografía en el mismo libro), es posible que conociese a Atget y de ser así, es posible que Atget hubiese subido esas escaleras con frecuencia.









Son 111 años y muchas vidas que han pasado por Cour de Rouen no se pueden medir con paredes o elementos...En reflexión aprecio la sensibilidad y detalle de esos tributos en libros y en internet. Pero creo que recrear una imagen de Atget es inútil, anoser que se presenten como comprobantes gráficos del paso del tiempo.

Mirando las fotografías que hice ese día, entiendo la influencia de Atget. Mis favoritas no son las que buscan y replican, sino las que encuentran y custodian su legado, del aura del París que veneraba.

AtgetPhotgraphy.com

Photography Now

1 comment:

Josu Sein said...

A mí no me parece que se trate de recrear las fotografías de Atget o hacer réplicas y versiones. Me parece un gran trabajo el tuyo, teniendo en cuenta que la fotografía también es memoria. Quizás a Atget incluso le hubiera gustado contemplar tus fotos para ver cómo ha evolucionado París y sus rincones favoritos.